Por: Kathy Luxemburgo

“Hombre, ¿eres capaz de ser justo? Una mujer te hace esta pregunta; por lo menos no le privarás ese derecho. Dime, ¿qué te da imperio soberano para oprimir a mi sexo?. ¿Tu fuerza?. ¿Tus talentos?. Observa al Creador en su sabiduría, observa en toda su grandiosidad esa naturaleza con la cual parece que quieres estar en armonía, y dame, si te atreves, un ejemplo de su imperio tiránico”.

Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana
1791

La lucha de las mujeres para alcanzar el reconocimiento de sus derechos humanos,  políticos y sociales así como el respeto a su dignidad, ha sido un trabajo de siglos. La máxima expresión la vimos cuando Olympe de Gouges, introdujo la Declaración de los Derechos Humanos de la Mujer y la Ciudadana en 1791, en plena revolución francesa. Lastimosamente fue condenada a la muerte en la guillotina en París el 3 de noviembre de 1793 precisamente por defender y querer introducir en la sociedad Francesa esas ideas.

La violencia de género, en todas sus expresiones, tiene raíces profundas en la característica patriarcal de las sociedades, en las que prevalecen estructuras de subordinación y discriminación hacia la mujer, las cuales forjan conceptos y valores que las descalifican sistemáticamente.

Hasta hace unas décadas se creía, desde una perspectiva bastante generalista, que el maltrato a las mujeres era “una forma más de violencia”, con un añadido de excepcionalidad y con una causa posible en una “patología del agresor o de la víctima”. Desde los años setenta, en el siglo XX es reconocida su especificidad y el hecho es que sus causas están en las características estructurales de la sociedad. Y se dan con un cambio profundo de esas estructuras.

Y desde los años setenta hasta nuestros días, se mantienen las mismas conductas discriminatorias y de sometimiento, suaves o fuertes, dependiendo de en que lado del mundo te tocó nacer y crecer. Y a parte de una razón geográfica, también esta delineado por el espacio en el que decides desarrollar tus habilidades y capacidades.

El deporte en muchos casos puede ser calificado como un espacio “neutral” para el progreso individual y que a su vez tiene repercusiones en equipos, pero es básicamente un ambiente en el que las capacidades físicas juegan un papel fundamental y sobre el cual las mujeres fueron apropiándose de manera progresiva. Y hasta allí con ellas arribaron tanto las conquistas, como el rechazo.

Y lo mencionamos porque en los últimos tiempos las denuncias de abuso y acoso hacia las mujeres deportistas han salido de las sombras. En muchos países del mundo y disciplinas deportivas, las mujeres están rompiendo el silencio y es una ola que consideramos, no se debe detener.

Recientemente fue publicada una denuncia de mas de 20 jugadoras de la Selección Femenina de Futbol de Venezuela, en la que destacan: estupro, acoso físico y psicológico, abuso sexual y el acoso por orientación sexual, que practicó hacia algunas de ellas, el ex-entrenador Kennet Zseremeta.

«Nosotras, las jugadoras de la selección de Venezuela de diferentes procesos, hemos decidido romper el silencio para evitar que las situaciones de abuso y acoso físico, psicológico y sexual ocasionadas por el entrenador de fútbol Kenneth Zseremeta tomen más víctimas en el fútbol femenino y en el mundo”, reza el comunicado.

La misiva fue publicada en la red social Twitter por la reconocida mundialmente futbolista Deyna Castellanos, quien perteneció a la selección Vinotinto venezolana. 

Zsremeta fue señalado de abusar sexualmente de una jugadora cuando tenía 14 años de edad. También es acusado de intrusión en la vida sexual de jugadoras menores de edad.

Esta denuncia generó mensajes de apoyo y solidaridad hacia las chicas por lo vivido y de rechazo a la conducta del ex-entrenador, que reafirman la condición del uso del poder con fines discriminatorios y opresivos, por condición de género y orientación sexual.

Zseremeta y su rol en la Vinotinto Sub 17

Kenneth Zseremeta es un entrenador de fútbol profesional de 55 años de edad de nacionalidad panameño-venezolano. Actualmente se encuentra como agente libre y su último equipo fue la selección femenina de Panamá.

En el año 2006 llegó a Venezuela por una invitación de Laureano González, que para ese momento trabajaba con la categoría femenina y era miembro de la Federación de Fútbol de Venezuela. Luego Zseremeta conoció a Rolando Bello y empezó a trabajar a la par con él en la Universidad Católica Andrés Bello.

Después en el 2008, tomó las riendas de la Selección Femenina Sub-17. Bajo su mandó llevó a las futbolistas a tres mundiales de su división (2010 en Trinidad y Tobago, 2013 en Costa Rica y 2016 en Jordania). En su primer mundial quedó en el 12vo lugar mientras que en los dos últimos finalizaron en el cuarto puesto.

Trabajó con la Selección Femenina Sub-15 en el 2014 clasificando al Mundial Sub-15 en China, quedando en cuarto lugar en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Ese mismo año fue condecorado con la Orden Francisco de Miranda (Categoría Generalísimo).

Ganó medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, además de quedar en segundo lugar en los Juegos Bolivarianos, ambos con la Sub-17 y quedar campeón en el Campeonato Sudamericano.

Salida de la selección

El 28 de noviembre del 2017, la FVF publicó un comunicado  en que se desvinculan de Kenneth Zseremeta y daba fin a su etapa como entrenador de la Selección Femenina Sub-20 debido a malos resultados, después de 9 años en la Federación.

Su despido se debió a temas internos y políticos, aunque aseguró que no tenían relación alguna, «Desde que llegó el vicepresidente me querían botar«, dijo el entrenador al referirse a Pedro Infante, quien era el Ministro del Deporte y Juventud y, Vicepresidente de la FVF. Asimismo, asegura que fue despedido por mencionar que las jugadoras padecían de desnutrición por la crisis económica del país.

De hecho, las jugadoras: Daniuska Rodríguez, Verónica Herrera, Jeismar Cabeza, Sandra Luzardo, Hilaris Villasana, Hilary Vergara, Nayluisa Cáceres, Alexa Castro, Olimar Castillo y Yerliane Moreno, pidieron a la FVF la restitución del panameño. En cambio, Deyna Castellanos optó por declarar: «Respeto la decisión de la FVF» … «Hablar de desnutrición le compete al médico»… «Su proceso terminó«.

Investigación y proceso

El fiscal general de la República, Tarek William Saab, designó al Fiscal 79 Nacional con Competencia Plena, para investigar presuntos abusos sexuales cometidos por Kenneth Zseremeta, junto a Williams Pino, en detrimento de jugadoras de la Selección Femenina de la Vinotinto. 

Y fue este 8 de Octubre cuando se anunció la emisión de una orden de aprehensión contra Kenneth Zseremeta y William Pino Lozada, denunciados por integrantes de la Selección Femenina de Fútbol Nacional de cometer abusos sexuales en su contra.

No es la primera denuncia contra el ex-entrenador

La jugadora Deyna Castellanos reveló en una entrevista para el programa de Erika de La Vega el 13 de Julio de 2019 que se alejó de Zseremeta tras darse cuenta de que el trato del entrenador sobrepasaba sus funciones deportivas.

Contó que cuando estudió en Estados Unidos, se percató de que el trato entre entrenador y jugadoras respetaba los límites. A diferencia de Zseremeta, que se inmiscuía en la vida personal y la sexualidad de las jugadoras.

Yo fui creciendo. Tuve el mismo entrenador hasta los 16 años. En ese momento, me vine a Estados Unidos a estudiar gracias a una beca para jugar con Florida State University. Cuando vine a Estados Unidos viví una realidad que era totalmente diferente a lo que yo pensaba que era normal. Lo que yo veía normal era una locura, como el entrenador metiéndose en mi vida personal, diciendo cosas indebidas, metiéndose en la vida sexual”, explicó.

La futbolista mencionó que en 2016 ya su relación con el Zseremeta era casi inexistente. Entonces él comenzó a buscar la manera de poner a las jugadoras en su contra diciendo que no tenía disciplina.

Esta jugadora no fue la única en emitir señalamientos hacia el técnico. En Julio de 2020 Barbara Serrano otra futbolista perteneciente a la selección en una entrevista para El Diario, mencionó que dentro de las categorías femeninas de la Vinotinto ha existido la homofobia, especialmente por parte de los cuerpos técnicos. De acuerdo con sus palabras, muchas jugadoras fueron víctimas de acoso, abusos, amenazas y expulsadas de las selecciones femeninas por su preferencia sexual.

Si yo dijera la cantidad de jugadoras que fueron botadas de la selección porque son lesbianas, no acabaríamos la entrevista. Hay muchas personas que fueron maltratadas física y psicológicamente. No puedo decir nombres ni lo que les pasó, porque cada quien tiene que contar su historia”, declaró Serrano.

Bajo la dirección técnica del panameño Kenneth Zseremeta, Bárbara conformó la selección sub-17 que se tituló campeona del Sudamericano de Paraguay 2013 y fue semifinalista del  Mundial Costa Rica 2014. En aquella etapa no se sintió discriminada, aclara, pero insiste en que a varias de sus compañeras las hostigó el técnico de turno.

Desde hace mucho tiempo estaba viendo esto y me dije: ‘No voy a seguir soportando’. Es muy triste como hay personas que quieren denunciar lo que estaba pasando, pero no lo hacían porque Kenneth u otra persona ganaron Suramericanos o fueron a Mundiales, y por eso no se tomaron en serio las acusaciones”. 

Casi un mes antes de esta entrevista, el 28 de junio de 2020, la psicóloga Alejandra Blasco publicó un comunicado para revelar que sufrió discriminación y acoso laboral cuando trabajó para la selección femenina. 

La psicóloga publicó en Twitter que durante el tiempo que trabajó en la FVF siempre fue honesta con su preferencia sexual. Sin embargo, acusa a Zseremeta de difamarla, desprestigiar su trabajo y decirle a los ejecutivos y cuerpo técnico que ella estaba tratando de convertir a las jugadoras en lesbianas.

Era tanta su homofobia que llegó a decir que yo era una enferma y que tenía conductas sexuales inapropiadas con las jugadoras. Nunca pasó a más porque jamás tuvo pruebas. Toda acusación siempre fue falsa (…). La situación me afectó por mucho tiempo, aún más al sentirme desprotegida y leer a personas que, sin conocerlo hablaban, bien de su trabajo”, indica.

Blasco contó que tras conocerse su orientación sexual, Zseremeta la acusó de querer 

convertir” a las jugadoras. También le sugirieron que encontrara un novio falso, es lesbiana, para distraer a la FVF. Luego de abandonar su cargo, Alejandra Blasco habló, pero nadie le creyó.

Todas las mujeres son víctimas potenciales del maltrato y la violencia basada en género pues, en todas las sociedades, ha permanecido la desigualdad entre los sexos. 

Y es ella la única capaz de cambiar esta situación, con la denuncia, con la judicialización y sobre todo, fuerza de voluntad para no normalizar conductas abusivas y transgresoras. 

Según ONU- Mujeres en el informe 2020, cerca de 137 mujeres son asesinadas en el mundo por sus familiares. En tanto, 15 millones niñas, entre 15 y 18 años han sometidas a tener relaciones sexuales obligadas en el mundo. En Latinoamérica una de cada tres mujeres es víctima de violencia física o sexual.

En Venezuela, de acuerdo con el Fiscal General de la República, Tarek William Saab, entre agosto y diciembre de 2020, en Venezuela se contabilizaron 610 femicidios y se atendieron 720 casos a nivel nacional de violencia contra la mujer. El tipo de violencia que más se reporta es el psicológico. Según CICP se producen anualmente cerca 3600 casos de los cuales sólo se reporta el 10%. En los primeros dos meses del 2021, se han contabilizado 51 víctimas de feminicidio.

Algunos tipos de acosos y abusos

La comprensión del tema, entonces, pasa por tener los conceptos claros y que la perspectiva de genero permitirá una mejor compresión de los casos y situaciones en los que existe una violación de derechos bajo el uso de métodos de coercitivos. 

En el caso de las denuncias de la selección femenina de fútbol, aplican estos conceptos descritos a continuación, y que desde este espacio nos permitimos definirlos para mejorar su comprensión, pero sobre todo para que sepamos identificar estas conductas, saber de qué se tratan y asesorar o tener herramientas para ayudar a cualquiera que se encuentre en una situación como esta o similar.

¿Que es el acoso por orientación sexual? 

Toda conducta o acción contra una persona por su orientación sexual que pueda considerarse ofensiva, humillante, violenta, intimidatoria y que tenga el propósito o el efecto de atentar contra su dignidad crear un entorno discriminatorio o degradante. 

¿Que es el acoso por expresión o identidad de género?

Cualquier comportamiento o conducta que por razones de expresión o identidad de género se realice con el propósito o el efecto de atentar contra la dignidad y de crear un entorno intimidatorio, hostil, degradante, ofensivo o segregado, debe ser condenado y castigado. 

El ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, en materia de violencia basada en género, se ha visto afectado significativamente también por las concepciones jurídicas tradicionales, basadas en paradigmas positivistas y sexistas. Otro gran trabajo que se tiene que realizar y que pasa por transformar el sistema, sus estructuras de manera total. 

¿Cómo actuar ante una situación de acoso o abuso?

Si eres acosada o acosado: 

  • Analiza cuanto antes el incidente o comportamiento sucedido: toma nota de diversos datos como fechas, lugares, personas que fueron testigos o conocen el asunto.
  • Acumula pruebas: guarda todos los correos y mensajes que recibas.
  • No mantengas en secreto el acoso. Cuéntalo a personas de confianza, busca apoyo.
  • Intenta averiguar si otras personas del mismo entorno han sufrido lo mismo.
  • Habla con una persona con la que tengas confianza y sientas que te puede ayudar en la situación.

Si eres testigo: 

  • Todos tenemos la responsabilidad de actuar, en cualquier circunstancia e independientemente de tu posición, recuerda que tu actuación es muy importante.
  • Si eres testigo de la situación de acoso, habla con la persona acosadora y hazle saber que debe cesar su comportamiento. Califica su conducta.
  • Observa con atención si sospechas que puede presentarse una situación de acoso.
  • Denuncia la situación de acoso. Esta conducta puede motivar a la víctima a denunciar también o poner el alerta a las autoridades sobre el caso.

Estas recomendaciones aplican para todas las expresiones de género, en cualquier disciplina deportiva y espacio de la vida cotidiana.

Estas situaciones de acoso, de abuso, de normalización de conductas que sabemos que están mal, que rompen los códigos y normas sociales y atentan contra la salud mental y física de los individuos, donde quiera que desarrollen sus capacidades, más allá de ser condenadas y sometidas a la justicia, pasan por una transformación radical del sistema instaurado.

Por eso el llamado siempre debe ser a direccionar el accionar de los Estados e instancias internacionales en generar mejores condiciones, para que cada uno de nosotros pueda llevar una vida digna, sin maltratos, sin violencia.

El poder de la denuncia es el que hace justicia. La visibilización a través de las distintas plataformas y medios es imperativa para ir restando espacios a estas prácticas, para que cada vez menos personas utilicen esta conducta como método de persuasión y manipulación, son flagelos que debemos combatir desde sus raíces y que sabemos pueden tardar años en erradicarse.

Como sociedad, hay que exigir el respeto a los derechos de las mujeres y evitar las violaciones de los mismos, por lo tanto, es necesario visibilizar todas las vulnerabilidades que existen actualmente en contra de las féminas.

Si te ha gustado comparte: